Esponja vegetal, natural de LUFA

2,50

Exfoliante.

Agotado

La luffa es una planta que proviene de las cucurbitaceae. De origen tropical, crece en la zona del sudeste asiático ya que necesita de mucho calor y humedad para desarrollarse y crecer adecuadamente.

El aspecto de la planta es de tipo enrededadera, aunque lo que realmente nos interesa de la luffa son sus frutos. Estos pueden alcanzar los 3 centímetros de longitud y exteriormente se asemejan al calabacín común que nosotros conocemos.

Es precisamente de este fruto de donde se extraen láminas para utilizarlas como material exfoliante gracias a sus propiedades fibrosas y porosas. Estas esponjas son conocidas mundialmente por varios nombres, como loofah, pepinillo, estropajo de esponja, musú o buchados paulistas.

Propiedades de la luffa y beneficios:

La propiedad más relevante e interesante de la luffa es que se trata de un producto totalmente natural, y por lo tanto, biodegradable. Por otra parte, son muy duraderas y nos ayudarán a mantener la piel totalmente libre de impurezas y pieles muertas.

Además, son muy conocidas también para motivar la circulación sanguínea, lo cual tiene un impacto muy notable en la aparición de la celulitis y otras problemáticas relacionadas. También previenen la acumulación de grasa y la aparición de acné y puntos negros.

Pero esto no es todo, ya que si nos interesa comprar producto de cercanía, en España se están empezando a comercializar luffas de origen nacional. Más concretamente, de Galicia ya que allí se fabrican esponjas de luffa tratadas en agua termal a 43º.

La luffa es sin duda la mejor manera de exfoliar la superficie de nuestra piel de una forma totalmente natural y sana, manteniendo además un mínimo impacto en el medio ambiente y nuestro queridísimo entorno.

Usos de la luffa:

Para usar una esponja de luffa, lo primero que deberemos tener en cuenta es que debido a sus propiedades porosas, no es recomendable para utilizar sobre pieles irritadas o que tengan heridas.

Si nuestra piel es apta para su utilización, lo siguiente que deberemos hacer es empaparla en agua caliente con un jabón a elección, y apretarla para que se vaya ablandando. Una vez conseguimos que cuente con una textura más o menos agradable, pasaremos a aplicarla por encima de las zonas que queramos exfoliar.

Aunque su uso como exfoliante es el más popular, también lo podemos utilizar si tenemos problemas de circulación en las piernas, piel grasa, acné, celulitis y como relajante muscular.

Por otra parte, su aplicación es sumamente útil si queremos evitar el tan molesto enquistado capilar tan habitual cuando llega la época del verano y empezamos con los procesos de depilación.

Sea cuál sea el uso que le quieras dar, la esponja de luffa es un producto de origen 100% natural con multitud de beneficios, que no solo se aplican a tu propio cuerpo, sino que también son altamente positivos para el medio ambiente. Además, la luffa es un recurso asequible y fácil de encontrar que te proporcionará una piel bonita, tersa y saludable con tan solo un pequeño esfuerzo por tu parte.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.